• Publicación

¿Estás listo para la nueva NIF de arrendamientos?

Fecha: 2019/06/21

Ver PDF

Nueva norma

Recientemente, el Consejo Mexicano de Normas de Información Financiera (CINIF) emitió la norma D-5 aplicable para las empresas a partir del 1 de enero de 2019.


Razones para crear un nuevo estándar

El arrendamiento es una solución financiera importante y ampliamente utilizada. Permite a las empresas acceder y utilizar propiedades y equipos sin incurrir en grandes flujos de efectivo al inicio, así como reducir sus riesgos relacionados con la propiedad de los activos. También proporciona flexibilidad y permite a los arrendatarios abordar el problema de la obsolescencia y el riesgo del valor residual. De hecho, el arrendamiento a veces es la única forma de obtener el uso de un activo físico que no está disponible para compra. Es importante mencionar que esta nueva norma afecta a todos los arrendamientos que las Compañías tienen vigentes, desde arrendamientos de bienes inmuebles (oficinas, tiendas, almacenes) hasta maquinaria y equipo de transporte.


Bajo las normas anteriores, aplicables hasta el 31 de diciembre de 2018 Boletín D-5, los arrendatarios contabilizaron las transacciones de arrendamiento como arrendamientos operativos o financieros, dependiendo de reglas complejas y pruebas que, en la práctica, utilizaron "líneas ambiguas" que dieron como resultado que todo o nada se reconociera en el balance general para transacciones de arrendamiento, a veces económicamente similares.

Respondiendo a las preocupaciones sobre la falta de transparencia de la información sobre las obligaciones de arrendamiento, el CINIF inició un proyecto para mejorar la contabilidad de los arrendamientos. Para lograr este objetivo, el CINIF acordó que un cliente (arrendatario) debe reconocer los activos y pasivos que surgen de dichos arrendamientos. Esto es porque al inicio de un arrendamiento, un arrendatario obtiene el derecho de utilizar un activo por un período y, si los pagos se realizan a lo largo del tiempo, incurre en un pasivo para realizar los pagos del arrendamiento. Contrariamente a esa opinión, la mayoría de las transacciones de arrendamiento no se informaron en el balance general del arrendatario, aplicando requisitos contables de arrendamiento anteriores. Sin embargo, para muchas compañías, el efecto sobre los activos reportados y el apalancamiento financiero fue sustancial. La ausencia de información sobre los arrendamientos en el balance general significó que los inversionistas y analistas no pudieron comparar adecuadamente las empresas que piden préstamos para comprar activos con los que arriendan activos, sin hacer ajustes.

El CINIF emitió la nueva NIF D-5 con el objetivo de mejorar el reporte financiero de las transacciones de arrendamiento al requerir que las empresas reconozcan los activos y pasivos de arrendamiento en el balance general. Tanto los arrendatarios como los arrendadores deben evaluar el efecto de la nueva norma en sus procesos de negocios, estados financieros y controles internos previo a la implementación. Los nuevos estándares de arrendamiento aumentarán la visibilidad de los compromisos de arrendamiento de las empresas y reflejarán mejor la realidad económica. Además, estas normas también facilitarán a los usuarios de los estados financieros la comparación entre compañías que arriendan sus activos y compañías que piden dinero prestado para comprarlos creando un campo de juego más nivelado.

¿Cómo impactará a la operación del negocio?

Los nuevos requisitos eliminan casi todas las cuentas fuera de balance general para los arrendatarios y redefinen muchas métricas financieras de uso común, como el índice de apalancamiento y el EBITDA. Esto aumentará la comparabilidad, pero también puede afectar convenios, calificaciones crediticias, costos de endeudamiento y la percepción que las partes interesadas ​​tengan de usted.


Los arrendatarios se ven significativamente afectados por los nuevos estándares. La contabilidad de los arrendadores permanece en gran medida sin cambios. Sin embargo, es posible que vean un impacto importante en el modelo de negocio y productos de arrendamiento debido a los cambios en las necesidades y los comportamientos.

Costo financiero de la aplicación de las nuevas normas de arrendamiento

La importancia de los costos de implementación depende del tamaño de la cartera de arrendamientos de una empresa, los términos y condiciones de sus arrendamientos y los sistemas ya existentes para contabilizar los arrendamientos. Se espera que las compañías con arrendamientos materiales fuera del balance general incurran en costos para (a) establecer sistemas y procesos, incluyendo la capacitación del personal; (b) determinar las tasas de descuento utilizadas para medir los activos y pasivos de arrendamiento sobre la base del valor actual; y (c) comunicar los cambios en la información reportada a partes externas.


Una vez que una compañía ha actualizado sus sistemas para proporcionar la información requerida por la NID D-5 se espera que los costos sean solo ligeramente superiores en comparación con los incurridos al aplicar los estándares anteriores. La información requerida para aplicar los nuevos estándares es similar a la que se necesitaba para aplicar los estándares anteriores, con la excepción de las tasas de descuento que se requieren para todos los arrendamientos con los nuevos estándares.

Como podemos ayudar

En J.A. del Río entendemos que la aplicación práctica de la literatura contable, a veces compleja y basada en formatos, así como su aplicación a los hechos y circunstancias específicas de su negocio puede ser un desafío. Comuníquese con nosotros para obtener más información sobre cómo podemos ayudarlo a garantizar que sus informes financieros cumplan con los requisitos.